Archivo de la etiqueta: Pobre México

PRI o PAN o PRD

Ahorita, hoy, todo parece indicar que «ya ganó» el PRI. Estoy hablando de las presidenciales, pero también se aplica a las estatales.

Algo no hicieron bien los «panuchos» como les decimos aquí en Yucatán, un poco cariñosa, un poco despectivamente. Algo no hicieron bien. Se pelearon entre ellos, no supieron mantenerse unidos como el PRI quién sabe como le hace, pero desde fuera ves una sola muralla roja, unión, solidaridad. El PAN, visto desde afuera y desde adentro, son puras peleas internas, luchas de poder, puñaladas por la espalda. Que quieren mantener en secreto pero que todo el mundo conoce. Y esto sí, sucede a nivel nacional (Felipe contra Josefina) y a nivel estatal y municipal.

Algo no hicieron bien los «panuchos», políticamente hablando. En el tema de la seguridad, obviamente no tengo pruebas, pero estoy segura de que EUA le dijo a Calderón que o declaras la guerra al narcotráfico o dejo de comprar your oil, baby. My US citizen’s are dying, overdosing, y no se quieren dar cuenta los gringos que el problema no está en el tráfico, sino en el consumo. Total que va Felipe y se lanza a esta guerra que se iba a dar de frente o de costado. El problema de la droga es incontrolable, es una situación perder-perder. Si la legalizamos surgen otros problemas, como el que nuestros hijos al tenerla a la mano caerán en la tentación como han caído muchos en el alcoholismo.

Algo que no hicieron bien los «panuchos», es no saber disimular los negocios multimillonarios que lograron bajo su administración, las corruptelas, que también han habido, las fortunas que se amasaron ahora con billetes de color azul. Y tragando hostias, que es lo que más me molesta. Los del PRI, por lo menos, no están dándose golpes de pecho en la Iglesia.

Lo que sí hicieron bien los «panuchos» es la parte macroeconómica. México casi no tiene deuda externa y ha mantenido a su moneda mirando dignamente al dólar y al euro de frente. Nuestros sueldos alcanzan, para vivir dignamente. Hay más empleo y mejor pagado. Siguen habiendo 50 millones de pobres, pero eso es más bien una cuestión de costumbres genéticamente aprendidas que de economía. Las oportunidades han mejorado y son más, eso que ni qué.

Sea como sea, están fritos. No van a ganar de ninguna manera. El PRI no va a lanzar a ningún Madrazo Pintado como candidato, un cuate que hasta su mamá sabía que iba a perder. Eso lo está haciendo Josefina en estas elecciones. 

Tenemos la esperanza de que el PRI haya aprendido la lección acerca de la economía. Que por favor no endeuden al país para tratar de cumplir promesas, porque los organismos y la economía mundial no perdonan, nos van a dar en la torre si vuelve a cometer el gobierno del PRI el error de hipotecar al país y entonces los mismos sueldos alcanzarán para la mitad de las cosas.

Posiblemente volvamos a vivir con un poco de miedo, de no «ofender» al mero mero. Porque no habrá tanta libertad de expresión ni medios de comunicación que se opongan al régimen. Y posiblemente habrá un pacto ja ja ja por llamarle de alguna forma con el narcotráfico y se suspendan por un tiempo -solamente por un tiempo- los crímenes y los asesinatos relacionados con la droga. 

Ojalá el PRI regrese cambiado, modernizado, con deseos de ser humildes en la victoria y gentiles con el que pierda. 

La Revista de $25,000 pesos

Hoy en la Biciruta me topé con un ejemplar de «Saber Ver – Lo contemporáneo del arte», aquella revista editada por Paula Cusí de Azcárraga y el equipo del Centro Cultural de Arte Contemporáneo. De hecho era el #1 de la revista con la «Noche Estrellada» en la portada. Su precio (1991) era de 25,000 pesos. 



Luis Echeverría Alvarez

When I was a little girl, he was the president of Mexico. My mother adored him, because he was so lefty and populist and I don’t know why.
She went to see him to Cozumel. A lot it’s been said in my family about this trip and about this unhealthy love that my mother used to have for the president. But in this ocassion I don’t want to talk about it. I want to write, about Luis Echeverría as a politician, as an historical figure.
Back in those days, the mexican presidents were literally and metaphorically speaking, Gods. Echeverría used to be Secretary of the Interior, the man in charge of national security and the elections, both national and local. The previous president, Gonzalo Díaz Ordaz, it’s been said many times that he hated himself for ever, for making Echeverría the next president.
It’s been said that Diaz Ordaz used to look himself in the mirror and give to himself two slaps in each chick, each side of his face, as a punishment for making Echeverría, President of Mexico.
«They make jokes of me for being ugly, not stupid»
Echeverria was this very timid, shy men, that evolved into something very different once he became President. He had very strong tendencies towards the left. Go and figure what the hell happend between him and the USSR dictator, which was Leonid Brezhnev… maybe he told Echeverria that happines was possible for all mexicans even though US is right next to us, and he believed it blindly because he wanted so bad to be in history for ever. Which he achieved, in a certain way he did.
Anyhow, Mexico was very nationalist and we did’nt like anything foreigner, much less if it was american. My father was in those days, saying all the time that we were going back to the States because the communist were going to invade Mexico.
It’s a pity we did’nt go there.
So, Echeverria used to give this very long, very boring, very full of figures speeches. And he never wanted to hear anything but adoration.
I think that he did’nt want no mexican to be hungry, wich is a good thing, or sick or uneducated; so, in order to fulfill the needs of everyone, like a father would do, he made huge loans to the banks and the International Monetary Fund and so… The intentions were good, but the economy just does not work that way, and the results were terrible.